Los nombres comerciales sirven para identificar una empresa o establecimiento dentro de la zona geográfica de su clientela efectiva.

En aquellos casos en los que el nombre comercial es difundido de forma masiva y constante, la protección puede extenderse a toda la República.

A diferencia de las marcas y los avisos comerciales, los nombres comerciales no son registrados, sino publicados, con el objeto de establecer su adopción y uso de buena fe.