Los nombres de dominio, que corresponden a las direcciones a partir de las cuales se puede ingresar a determinado sitio de internet, tienen una gran relevancia, ya que muchas actividades comerciales y de prestación de servicios que se realizan hoy en día son a través de la red.

Así, obtener la protección y uso exclusivo del nombre de dominio propio es muy importante con el objeto de estar comunicados con el público consumidor potencial y a la vez evitar que terceros pretendan desviar tráfico de internet a sus propios sitios.