Esta figura está íntimamente ligada a nuestro país, quien cuenta con declaratorias de protección para denominaciones de origen tales como tequila, mezcal, talavera, olinalá, mango ataulfo, sotol y café de Veracruz, por mencionar solo algunas.

Las denominaciones de origen corresponden al nombre de una región geográfica del país que sirve para designar un producto originario de la misma, y cuya calidad o característica deriven exclusivamente del medio geográfico, ya sea por factores naturales o humanos.

El titular de las denominaciones de origen siempre será el Estado. Sin embargo, los particulares que cumplan con determinados requisitos pueden obtener autorización para usarlas.