Las patentes de biotecnología se refieren a productos que consisten o que contienen material biológico, o que es relativa a un proceso por el que se produce, procesa o usa material biológico. Las patentes de biotecnología abarcan los sectores farmacéutico, agroquímico, energético y medioambiente.

Como regla general, las invenciones biotecnológicas son patentables si se ha aislado el material biológico de su entorno natural o se ha producido por medio de un procedimiento técnico, incluida la secuencia o la secuencia parcial de un gen.

No se consideran invenciones patentables:

  • Los procesos esencialmente biológicos para la producción, reproducción y propagación de plantas y animales.
  • El material biológico y genético tal como se encuentran en la naturaleza.
  • Las razas animales.
  • El cuerpo humano y las partes vivas que lo componen.
  • Las variedades vegetales.

Desde un punto de vista ético, quedan excluidas de la patentabilidad las invenciones cuya explotación comercial sea contraria al orden público o a la moral, por ejemplo, procedimientos de clonación de seres humanos, procedimientos de modificación de la identidad genética germinal del ser humano y la utilización de embriones humanos con fines industriales o comerciales. Se excluyen también de la patentabilidad aquellos procedimientos de modificación de la identidad genética de los animales que supongan para estos sufrimientos sin utilidad médica sustancial para el hombre o el animal, así como los animales resultantes de tales procedimientos.